En compañía de lobos

En compañía de lobos

03aullidosaficheAullidos y otros licántropos de la pantalla grande
Afiche promocional de Aullidos (1981)
El mito del hombre lobo es tan antiguo como el mundo civilizado. Uno puede rastrearlo en casi todas las culturas y, aunque los detalles pueden variar, la esencia es siempre la misma: en las noches de luna llena, una persona común y silvestre se convierte en una bestia asesina.
La criatura no se convirtió en un fenómeno popular hasta 1941, cuando la Universal, responsable de Drácula y Frankenstein, estrenó El lobo humano (The wolf man, George Waggner). De ahí en adelante se filmaron cada vez más películas con hombres peludos aullándole a la luna. Por lo general, la historia nunca variaba demasiado, y tampoco el maquillaje de los actores: cara y manos recubiertas de pelo, colmillos, algunas orejas postizas.
Pero en 1981 surgió una obra que rompió con todos los conceptos preconcebidos del subgénero.
Se titula Aullidos (The howling), y todavía hoy, en 2005, es la obra magna licantrópica a superar.

Posted in Uncategorized | Comments Off on En compañía de lobos

La Pasión

monstruomlAquí nada es necio -dice el Cristo y asesta un golpe en aspa sobre el metatarso.

Pero no llora mientras el último clavo obedece al martillo que obedece a la mano que obedece al Cristo: ríe sobre la esvástica y desdeña con piedad.

Posted in Uncategorized | Comments Off on La Pasión

Martín Legón

Nació en Buenos Aires el 23 de octubre de 1978. Expuso su obra en diversas salas de la Argentina, entre las que se destacan el Centro Cultural Ricardo Rojas y el Museo Nacional de Bellas Artes, Salón de Artes Plásticas Manuel Belgrano, y fuera del país, en Estados Unidos y España.

martinlegonEn 1999 participó en la ilustración del libro “Insectario Iberoamericano” editado por la Fundación CUMULUM en Madrid. El libro recopila e ilustra poemas de reconocidos artistas clásicos y contemporáneos en lengua castellana.

Entre 1999 y 2001 fue editor de la revista “Andrógina”, de poesía y artes visuales.
En 2003 participó en el “Primer concurso de afiche” realizado por el MNER. Al año siguiente, obtuvo el subsidio del “Fondo de Cultura BA”, Línea Especial 2004: Arte Joven, para realizar muestras, instalaciones o exposiciones en el Centro Cultural Recoleta. Participó en las clínicas organizadas por el Museo Nacional de Bellas Artes y colaboró en la ilustración de cincuenta tapas para la colección de la Casa de la Poesía a cargo de la Secretaria de Cultura de Bs. As.

Posted in Uncategorized | Comments Off on Martín Legón

Man on the moon

Man on the moon

ant29Todo empezó con una novela, The Howling, escrita por Gary Brandner y publicada a fines de los ‘70.

En esa misma época, los productores Steve Lane y Jack Conrad vieron el potencial cinematográfico de la historia. Compraron los derechos y acudieron a Abco-Embassy, una productora independiente con bastante reputación en su momento: financió desde El graduado (The graduate, Mike Nichols, 1969) hasta películas de John Carpenter como La niebla (The Fog, 1980) y Fuga de Nueva York (Escape from New York, 1981).

A los ejecutivos les encantó la idea, pero tenía sus propios planes para el proyecto.

Primero que todo, el director contratado fue Joe Dante.

Cinéfilo de siempre, Dante comenzó como redactor en la revista Famous Monsters of Filmland. Luego pasó a integrar las huestes del gran Roger Corman, para quien editó los trailers de sus productos. Y es bajo la tutela de RC que realiza sus dos primeras obras: Hollywood Boulevard(1976) y Pirañas (Piraña, 1978). El inesperado éxito de la segunda le permitió recibir ofertas por parte de otras productoras.

Ahora quedaba sacar una película de libro. La primera versión estuvo a cargo de un tal Terrence H. Winkless, pero fue reescrita por John Sayles, otro ex alumno de Corman —de hecho, venía de trabajar con Dante en Pirañas, y unos de los directores independientes más prestigiosos de la actualidad.

Posted in Uncategorized | Comments Off on Man on the moon

Muestra Itinerante

Convoca Carlos Kuraiem
timthumb (1)
Estamos llevando adelante una Hemeroteca Itinerante que parte de la zona rural de Virrey del Pino (La Matanza) y tiene por objetivo recorrer distintas instituciones de todo el país. Necesitamos que nos ayuden, enviando revistas y suplementos literarios y culturales dela Argentina y de otras partes mundo. El contenido puede abarcar: ensayos, poesías, dibujos, fotos, historietas, crítica, notas, en distintos formatos y diseños de revistas, carpetas, suplementos tabloides y poesía mural.

Cientos de personas de los distintos barrios del conurbano con poco o ningún acceso a los medios gráficos alternativos, merecen un espacio de lectura que facilite su acercamiento a otras voces de la cultura popular, para que puedan ver y apreciar el trabajo grupal y el esfuerzo de sus hacedores y sirva como incentivo a sus propias capacidades.
Posted in Uncategorized | Comments Off on Muestra Itinerante

La maldición del hombre lobo (The curse of the werewolf, Terence Fisher, 1960)

La maldición del hombre lobo (The curse of the werewolf, Terence Fisher, 1960)

16garicault4Para fines de los ’50, la productora inglesa Hammer Films y el director Terence Fisher eran sinónimo de éxito. Eran los culpables de darle al mundo los más revolucionarios exponentes del terror gótico, y a todo color, gracias a La maldición de Frankenstein (Curse of Frankenstein, 1957) y Drácula (Horror of Dracula, 1958), protagonizadas por Christopher Lee y Peter Cushing.

El proyecto licantrópico prometía.

Y cumplió: junto con Aullidos, es la obra maestra del cine de hombres lobos. Un film que sigue siendo original hasta estos días, y el primer exponente del subgénero rodado en colores.
Luego de ser violada por un mendigo en estado salvaje, una jovencita muda engendra a León. A la edad adulta, el vástago —interpretado magistralmente por Oliver Reed—muta en una bestia sanguinaria. Sólo el amor de su padre adoptivo y de su novia pueden contener al demonio interior.
Según Fisher, “la razón principal por la que siento un aprecio especial por La maldición del hombre lobo es que la considero fundamentalmente una historia de amor trágico, y no una película de terror”.

Posted in Uncategorized | Comments Off on La maldición del hombre lobo (The curse of the werewolf, Terence Fisher, 1960)

Aldo Vercellino

monstruomlNació el 23 de abril de 1967 en la Ciudad de Darregueira, Pcia. de Buenos Aires.

Vivió en Chajari, Entre Ríos, hasta 1985, año en que se radicó en La Plata, Pcia. de Buenos Aires, donde estudió Artes Plásticas en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata hasta el año 1992. Desde el año 1996 reside en Chajari.

Participó en diversas exposiciones en Entre Ríos y Buenos Aires y obtuvo numerosos premios y menciones, entre los que se destacan el Primer Premio en pintura otorgado por el Museo Provincial de Bellas Artes de La Plata en 1993, el Primer Premio I Salon Anual Azul de Artes Plásticas (Berazategui, 1995), y el Segundo Premio V Sallon de Invierno, otorgado por la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Gualeguaychú en 2002.

Posted in Uncategorized | Comments Off on Aldo Vercellino

Aquí nada es necio

23filmatronAquí nada es necio -dice el Cristo y asesta un golpe en aspa sobre el metatarso. Pero no llora mientras el último clavo obedece al martillo que obedece a la mano que obedece al Cristo: ríe sobre la esvástica y desdeña con piedad.

Bienaventurados los po… -y muere.

¿…etas? ¿…obres? quién supiera…: Quizás los poetas pobres, o los pobres poetas. O las probetas, o los orfebres: después de todo, todo era la palabra, y, al fin, la verdad fue un juego de letras; la vida, un trágico Scrabel no exento de gracia.

Como fuese, tuvo razón: el infierno estaba superpoblado y no faltaron hombres simpáticos ni sonrisas resplandecientes, tanto que los fariseos morían de vergüenza y marginalidad; los sobrevivientes se aliaron con algunos seres buenos que, de tan humildes, despreciaron el Paraíso.

En la pasión no hay boludez ni mezquindad: apenas si un acento de lilas para endulzar, como la mano leve de un silencio que se escapase de repente, tanto rojo y tanto cítrico continuo sobre fondo de cielo furioso.

Y la cruz siguió girando en la misma proporción que el cuerpo al infinito; finalmente, la verdad fue una precisa maquinaria de colores, que, desafiando a Borges, funcionaba perfectamente.

– Sólo sé que lo sé todo, y que eso no me hace más feliz -dijo un hombre triste, a medio camino entre el festejo y el lamento. Su risa todavía se escucha y, aunque aún no nacieron las flores, los cerdos acechan agazapados. La verdad fue un sabor de flor blanca; eso sí, lejana.

Yo, que, como los sapos, carezco de espíritu y lugar pero no de sentimientos, sólo pasaba y miré. Ahora, ante la incertidumbre de si reír o llorar, hago todo a la vez; de vez en cuando acaricio a un niño y, si alguien me pregunta, croo.

Cristo no dice nada: mira con ojos de muñeco y un trapo que parece bandera flamea solitario.

La verdad no supo qué ser, pero se parecía a un papel que cae, sino fuera por la pasión, ya que únicamente se encontraron suspiros en el caos aparente.

Y lo demás, ¿qué fue…?

Un abrir los ojos.

Posted in Uncategorized | Comments Off on Aquí nada es necio

El Zurdito

entrebienymalCuenta la historia que El Zurdito, cuyo nombre ambiguo, casual y real le fue heredado por la condición izquierda de su desempeño manual, portó de manera involuntaria el estandarte por su situación zurda de niño marginado:

lo zurdo es lo singular y fuera de normas, y es a la vez el cuadro y el niño.

Posted in Uncategorized | Comments Off on El Zurdito

En compañía de lobos (The Company of Wolves, Neil Jordan, 1985)

En compañía de lobos (The Company of Wolves, Neil Jordan, 1985)

5Al igual que Leonardo Fabio, el talentoso Neil Jordan —junto a Angela Carter— eligió darle al tema un enfoque de cuento de hadas, en donde el mito del hombre lobo se combina con la historia de Caperucita Roja.

Si bien la criatura transformada es un lobo común y corriente, el atractivo está en el proceso de cambio. La bestia surge desde dentro del hombre; una imagen clásica de la película muestra un hocico saliendo por una boca humana.

El encargado de los FX, Christopher Tuker, quien trabajara de lo mismo en El hombre elefante (The elephant man, David Lynch, 1980), sostiene que las limitaciones presupuestarias —así como la intención del director de lograr un film más cercano a la fantasía que al horror puro— impidieron un mayor despliegue de efectos.

De todas maneras, En compañía… es un trabajo muy logrado, con escenas impactantes y una cuidada dirección de arte.

Posted in Uncategorized | Comments Off on En compañía de lobos (The Company of Wolves, Neil Jordan, 1985)