Lo que se llevó el río

segundavezmlHay muchas cosas que se esconden, falsamente, detrás de una línea gruesa y gris, que cualquiera puede ver, si quiere.

Porque, aunque esté -está-, mirarla o no, es una elección de la voluntad, y porque hay más de lo bello y alegre en este paisaje, que no es único sino la primera parte de lo que como futuro se sugiere, y como presente que se hace presente en una mano gordita y suave de tonos rosados.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.